6 playas mexicanas para visitar en Semana Santa

Si lo que quieres es relajarte y disfrutar de hermosos paisajes en Semana Santa, debes considerar estas playas mexicanas en tus planes vacacionales.

Se extienden a lo largo de la Costa Oeste de México, con vista al océano Pacífico, entre la Sierra, acantilados y manglares. Cuentan con servicios básicos como palapas y camastros y algunas de ellas con cabañas para hospedarte y restaurantes al pie del mar con platos a base de pescado fresco. Hay que ir dispuestos al contacto con la naturaleza: desde apreciar atardeceres hasta escuchar oleajes de suaves a fuertes. ¡Todas recomendables para Semana Santa!

 

1. Playa San Bruno en Baja California Sur

Una hermosa playa realmente en calma, sin gente y paradisíaca. Puedes caminar hasta unos 500 metros mar adentro y sus cristalinas aguas te llegarán apenas a la cintura. Está localizada en Mulegé, a 20 kilómetros al norte de Loreto y a 20 minutos antes de llegar al pueblo de Santa Rosalía, un lugar cuyas playas se distinguen por ser de arena negra y las calles del pueblo muestran una arquitectura en madera estilo francés. Entre otros atractivos está la Misión de San Bruno, considerado Monumento Histórico y fue la primera misión en Baja California.

2. Playa Corrales en Jalisco

Corrales está localizada a un kilómetro de Cabo Corrientes, un verdadero paraíso resguardado por rocas. Esta playa de arena blanca con palmeras y amplias zonas de palapas, te brinda uno de los más increíbles sitios para un día de ensueño en la playa. Si caminas hacia el sur, encontrarás un antiguo faro desde el cual tendrás una vista inolvidable del Pacífico. Muy recomendable para nadar sin complicaciones por su suave oleaje y seguro para familias con niños, donde es posible hacer desde kayak hasta buceo. No pierdas la oportunidad para comer en los restaurantes de la zona, con suculentos platillos de mariscos. Para llegar aquí hay que recorrer 45 km desde Boca de Tomatlán, por el litorial jaliscience hacia el faro del Cabo Corrientes.

3. Playa El Chupadero en Colima

Posee todo un sistema de manglar de diferentes especies como el blanco y el rojo, con una diversidad de flora y fauna como patos buzo, garzas, pelícanos, chachalacas, jabalíes y venado cola blanca. La playa con aguas verde azules y arena con tonos grises y suave oleaje, realmente te gustará porque el paisaje es sencillamente paradisíaco. Opera como una cooperativa que promueve la actividad y el cuidado del entorno. El reto será el camino, pero bien lo vale. Para llegar ahí, se toma la carretera Tecomán-Cerro de Ortega, luego la desviación hacia El Ahijadero tras recorrer nueve kilómetros más. La ciudad más famosa en la región es Manzanillo, a 58 kilómetros.

4. San Juan de Alima en Michoacán

Este pequeño pueblo localizado en la costa de Michoacán, ofrece una extensa playa en un ambiente tranquilo, seguro y aislado. Es una localidad que se ha posicionado entre las favoritas de los michoacanos y jaliscienses, al visitar el lugar ya sea para comer en un restaurante con vista al mar o para quedarse en alguno de sus hoteles familiares al pie de la playa. Hay que recorrer la calle Costera y por la noche hacer una visita al centro de San Juan a comer unos plátanos. Para llegar aquí desde Colima, toma la carretera hacia Tecomán hasta llegar a San Juan de Alima, será un trayecto de una hora y media aproximadamente.

5. Playa Aragón en Oaxaca

Es una extensa playa con montículos rocosos, algunos más afilados que otros por la erosión del mar, lo cual da forma a un idílico escenario entre acantilados, apto para aquellos amantes de lo sencillo y lo solitario, donde lo único por hacer será admirar la naturaleza, entre pájaros fragata y pelícanos, ya que al atardecer verás cómo se esconde el sol entre las aguas y aquí podrás nadar en total calma en ciertas zonas, mientras que el resto es ideal para el surf. Si caminas un poco puedes encontrar algunos lugarcitos para comer mariscos en este minúsculo pueblo en la costa chica de Oaxaca, al este de la Bahía de San Agustinillo.

6. Madresal, Centro Ecoturístico en Chiapas

Está a 45 kilómetros de Tonalá, por la carretera Tonalá- Puerto Arista, luego pasas por un camino de terracería hasta llegar al lugar donde tomarás una lancha para hacer un recorrido a través de los manglares, en el que el guía te hablará sobre los cuatro tipos que existen: mangle rojo, blanco, botoncillo y madresal, este último con el calentamiento del sol, la humedad de sus hojas se transforman en sal, de ahí el origen del nombre del sitio. Más adelante se llega al espectacular mar abierto, donde hay un área de restaurante con hamacas, con platillos deliciosos de mariscos y pescado fresco y por si fuera poco, ¡te puedes quedar a dormir en alguna de las cabañas!

Si realmente quieres huir de los destinos turísticos concurridos en Semana Santa, elige alguna de estas opciones de playas de México, que sin duda serán visitadas en esta próxima temporada, pero nada comparable a las famosas playas con gran infraestructura, estas son ideales para unas vacaciones familiares o en pareja, de una manera ¡mucho más relajada!

 

 

FUENTE: https://www.mexicodestinos.com/

Déjanos tu comentario