Diabetes insípida

acarbose-867863La diabetes insípida es un trastorno poco común del metabolismo del agua. Esto quiere decir que el balance entre la cantidad de agua o líquido que usted toma no corresponde con el volumen de excreción urinaria.

La diabetes insípida es causada por una falta de respuesta o una respuesta deficiente a la hormona anti-diurética vasopresina. Esta hormona controla el balance hídrico mediante la concentración de orina. Los pacientes con diabetes insípida orinan mucho, por lo cual necesitan beber bastantes líquidos para reemplazar los que pierden.

En esta afección los riñones son incapaces de conservar el agua. La cantidad de agua conservada es controlada por la hormona antidiurética (HAD), también denominada vasopresina.

La HAD es una hormona producida en una región del cerebro llamada el hipotálamo; almacenada y liberada luego desde la hipófisis, una pequeña glándula ubicada en la base del cerebro.

La diabetes insípida causada por falta de HAD se denomina diabetes insípida central y, cuando es ocasionada por la insuficiencia del riñón para responder a la HAD, se denomina diabetes insípida nefrógena.

Causas y factores de riesgo

La diabetes insípida central es provocada por un daño al hipotálamo o a la hipófisis como resultado de: Traumatismo craneal, Infección, Cirugía y Tumor.

La diabetes insípida nefrógena involucra un defecto en las partes de los riñones que reabsorben el agua de vuelta al torrente sanguíneo. Ocurre con menos frecuencia que la DI central y puede presentarse como un trastorno hereditario en el cual los niños varones reciben el gen anormal que ocasiona la enfermedad de sus madres.

La diabetes insípida nefrógena también puede ser ocasionado por:

Ciertos fármacos (como el litio, la amfotericina B y la demeclociclina)
Altos niveles de calcio en el cuerpo (hipercalcemia)
Nefropatía (como la poliquistosis renal).
La diabetes insípida puede comenzar de forma gradual o brusca a cualquier edad.

Síntomas

Habitualmente, los únicos síntomas son la sed exagerada y la excesiva producción de orina. Un paciente puede beber enormes cantidades de líquido (de 4 a 40 litros al día) para compensar las pérdidas que se producen en la orina. Cuando esta compensación no es posible, puede producirse rápidamente deshidratación y, en consecuencia, disminución de la presión arterial y shock. La persona afectada continúa orinando en grandes cantidades y con frecuencia durante la noche, teniendo que despertar cada pocas horas.

Diagnóstico

Los médicos sospechan la existencia de diabetes insípida en los pacientes que producen grandes cantidades de orina muy diluida. En primer lugar, controlan la cantidad de azúcar en la orina para descartar que se trate de un caso de diabetes mellitus. Un análisis de sangre mostrará concentraciones anómalas de muchos electrólitos, como el sodio.

La prueba de restricción de agua es la más simple y la más fiable para determinar la existencia de diabetes insípida. Dado que no le está permitido al paciente beber líquidos durante la prueba y que podría producirse una deshidratación grave, la prueba debe efectuarse bajo vigilancia médica. La producción de orina, las concentraciones electrolíticas (sodio) en la sangre y el peso se miden regularmente durante varias horas. Tan pronto como la presión arterial se reduce, o la frecuencia cardíaca aumenta, o se pierde más del 5 por ciento del peso corporal, se interrumpe la prueba y se suministra una inyección de hormona anti-diurética. El diagnóstico de diabetes insípida se confirma si, en respuesta a la hormona anti diurética, la micción se detiene, la presión arterial aumenta y el corazón late de forma más normal.

Fuente: Centro Clínico de los Institutos Nacionales de la Salud, Bethesda, Maryland. Publicaciones de información para el paciente: Diabetes insípida. Revisión Literaria: salud180.com

¿Sabes acerca de temas de salud, prevención, ejercicios o cuidado personal, y te gustaría colaborar con esta revista? Entonces comunícate con nosotros a yurecuaro@circuitosocial.com

Déjanos tu comentario