El IMPI otorgó el registro de marca colectiva a “Rebozos de La Piedad región de origen”

Generan con ello reconocimiento, identidad, una excelente herramienta de mercadotecnia, regulación del uso del nombre y la posibilidad de obtener regalías.

El Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), otorgó la primera Marca Colectiva a “Rebozos de La Piedad región de origen” a una Asociación Civil, conformada por la Sociedad Cooperativa Textil Artesana, Rebocería Zambrano y Rebozos Nuestro México de los Torres Rojo.

Las dos empresas y la Sociedad Cooperativa Textil forman parte de la Sociedad “Productores de Rebozos de La Piedad A.C.”, quienes serán los depositarios de la marca colectiva que les otorgó el IMPI con el apoyo del Gobierno Municipal y el Gobierno del Estado, quienes realizaron el pago de los trámites que se hicieron para que los principales productores del rebozo en esta localidad pudieran obtener el registro.

El significado que posee el contar con una marca colectiva y tener denominación región de origen, representa el garantizar que en el municipio hay expertos en elaborar esta prenda, que cuenta con personal calificado para hacerla, que tiene fama y que el producto es de calidad.

Representa a su vez, el que pueda obtener regalías en caso de que alguien quiera producir la marca sujetándose a la forma de elaboración y reglas de uso, y que además, puedan demandar a quienes pretendan utilizar la marca sin autorización.

De momento, son dos empresas y la Sociedad Cooperativa Textil las que son poseedoras del registro de marca, pero de ellos depende el sí pueden integrar a otros empresarios locales, siempre y cuando éstos se sujeten a las reglas de elaboración y uso de estas prendas.

El contar con un registro de marca y un logotipo que les de identidad, protege al producto y al productor o artesano, además de que servirá como una buena estrategia de venta para integrarse a otros mercados, con una marca y etiqueta que garantice calidad.

El director de Promoción Económica indicó que el proceso del registro inició en octubre pasado y espera que el titular del IMPI acuda a La Piedad a hacer la entrega del registro a la Sociedad que será la depositaria del mismo.

Con lo anterior, a casi 70 años de haberse iniciado esta actividad en La Piedad, obtiene su denominación y se convierten además, es ser los primeros en contar con un registro de marca. Siguen ahora con las carnitas y pudieran ser también, el calzado de fútbol y los balones.

Déjanos tu comentario