El último cazador | Por Brenda Urbano

Una empresa está interesada en obtener muestras de un tigre de Tasmania, se presume que es el único de su especie que permanece con vida, así que envían a un mercenario que en la isla australiana se hace pasar por profesor universitario, interpretado por el actor Willem Dafoe. Al llegar al lugar de la misión se encuentra con inconvenientes relativos a su estancia en el lugar y se ve orillado a convivir con unos niños que enfrentan problemas desde la desaparición de su padre, un ambientalista que trabajaba en la misma zona que el cazador.

Bajo esta premisa, el director de la película, Daniel Nettheim impregna de misticismo y misterio este drama encarnado por el multifacético Dafoe. Así la película ofrece situaciones inesperadas y una atmósfera interesante gracias a los escenarios naturales que ahí se retratan, a esto se suman las problemáticas de una familia desintegrada y el dilema al que se enfrenta el protagonista, al descubrir que no será tan sencillo encontrar al tigre de Tasmania.

El último cazador está basada en la novela de Julia Leigh y aborda la problemática ambiental desde los intereses económicos, por lo que los pequeños problemas que encuentra el protagonista obedecen a un sistema más grande y que impactan en la convivencia social del pueblo donde se hospeda el cazador. La intención del director logra enlazar los conflictos y transmitirlos al espectador, por lo que con muy pocos diálogos se convierte en un drama intenso y provocador.

https://www.youtube.com/watch?v=-aLxMargyyE

 

Brenda Urbano

@brenurbano

#EnCursivas

Déjanos tu comentario