Esclerosis Múltiple

ALS_crossEs una enfermedad crónica, inflamatoria, desmielinizante del sistema nervioso central (SNC) y constituye una de las causas más comunes de incapacidad neurológica en el adulto joven.

Se caracteriza por la recurrencia de eventos neurológicos multifocales y con síntomas con grado variable de recuperación. Eventualmente, la mayoría de los pacientes, desarrolla un curso clínico progresivo de la enfermedad. A un tercio de los pacientes les afecta de forma leve, no progresiva. Otro tercio empeora lentamente, a brotes (por temporadas). El resto empeora con rapidez. Se da en adultos jóvenes (de 20 a 40 años) en ambos sexos, pero es más común en mujeres.

ETIOLOGÍA (CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO)

Las investigaciones sugieren que la esclerosis múltiple puede ser provocada por un trastorno autoinmune o un virus de acción lenta.Se disuelven partes de la materia blanca del cerebro y la médula espinal, que no pueden dirigir con normalidad los impulsos nerviosos.
Esta enfermedad se presenta en niños y adolescentes que viven en climas fríos; aunque trasladarlos después a climas más benignos no les ayuda.

Los factores de riesgo que se asocian con esta enfermedad incluyen:
Al tratarse de una enfermedad compleja y multifactorial, existe una susceptibilidad genética a padecerla.
Requiere un factor desencadenante (ambiental) y un factor que perpetúe la enfermedad.

Los factores epidemiológicos de riesgo identificados son:
Vivir en latitud más cercana a los polos (más allá de 65º Norte o Sur),
Ser de origen caucásico.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS (SIGNOS Y SÍNTOMAS)

Los signos se dividen en dos fases

Fase precoz:

  • Problemas oculares difusos, como visión borrosa intermitente o visión doble.
  • Debilidad, dificultad para andar o para mantener el equilibrio.
  • Pérdida ligera de sensibilidad, entumecimiento u hormigueo.

Fase posterior:

  • Debilidad pronunciada, temblores.
  • Dificultades de dicción.
  • Pérdida del control de la vejiga o del intestino.
  • Cambios pronunciados y bruscos de humor.
  • Impotencia sexual en los hombres.

Los indicios y los síntomas varían mucho según las personas. A veces se los confunde con alteraciones emocionales o “nervios”.
La enfermedad presenta típicamente un carácter remitente; los síntomas empeoran bruscamente durante una temporada, mejorando después durante un tiempo, hasta la próxima recaída.

SIGNOS DE ALARMA

  • Pérdida de la agudeza visual y que se acompaña de dolor a los movimientos oculares que va aumentando gradualmente en 24 horas o más.
  • Bulto o nódulo en un testículo.
  • Disminución de la fuerza en una o más extremidades de instalación gradual en más de 24 horas.
  • Visión doble de instalación gradual en más de 24 horas y que no mejora.
  • Pérdida del equilibrio y alteraciones para la marcha de instalación gradual en más de 24 horas y que no mejora.
  • Sensación de adormecimiento en una o más extremidades con limitación parcial de las actividades de vida diaria, de instalación gradual en más de 24 horas y que no mejora.

DIAGNÓSTICO TEMPRANO

Ante la sospecha, el médico debe revisar la Historia Clínica, realizar una Exploración Física, y en caso de encontrar datos de disfunción neurológica focal deberá enviar al paciente al especialista de neurología; sólo en caso de ser necesario.
En el análisis del líquido cefalorraquídeo hay presencia de bandas oligoclonales, definido por la presencia de dos o más bandas distintas de IgG en la región gama de la electroforesis y pleocitosis linfocítica menor de 50/mm³.
Los estudios de resonancia magnética de la médula y el cerebro, demuestran lesiones múltiples, es la prueba más sensitiva, cuantifica el número, tamaño y estado de las placas.
Los potenciales evocados visuales, de tallo cerebral, somatosensoriales y reflejo de parpadeo, demuestra la presencia de lesiones neurológicas clínicamente silentes, los hallazgos son latencias prolongadas o respuestas bioeléctricas ausentes.

Los criterios diagnósticos incluyen:

  • Demostración de daño en la sustancia blanca que ocurra en múltiples áreas en más de una ocasión (diseminación en tiempo y espacio).
  • Pacientes con evidencia clínica objetiva de una o varias lesiones.
  • Estudios de resonancia magnética, que demuestren dos o más lesiones consistentes con esclerosis múltiple más LCR y potenciales evocados visuales positivos.

TRATAMIENTO

Consisten en fármacos anti-inflamatorios, inmunomodulares e inmunosupresores indicados y supervisados por el servicio de Neurología.
Las evaluaciones a través del análisis de los déficit, de su repercusión funcional y su consiguiente minusvalía (inconvenientes), permiten la elaboración de un programa de rehabilitación.

PREVENCIÓN

De momento, no hay forma de prevenir esta enfermedad, aunque con terapia se puede acortar la duración de las recaídas.
Evite las infecciones, que provocan recaídas.

Llamar al doctor si:

  • Tienes síntomas de esclerosis múltiple.
  • Ocurre lo siguiente durante al tratamiento: Dificultad para respirar o tragar.
  • Aumento repentino de la debilidad.
  • Escalofríos y fiebre, u otros síntomas de infección.

FUENTES: Secretaria de Salud. Tratamiento Modificador de enfermedad en pacientes con diagnóstico de ESCLEROSIS MULTIPLE. SSA-417-10, ER- Evidencias y Recomendaciones, SSA-417-10, RR- Guía de Referencia Rápida.

Revisión Literaria: salud180.com

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.