Panteón Municipal

TUMBAEl Panteón que hoy conocemos, es el tercero en la historia de Yurécuaro. El primero estuvo situado en el actual “atrio de la iglesia”, y el segundo en el área en donde está edificada la Casa de la Cultura Iorekuarhu.
El actual panteón municipal fue consagrado el 16 de septiembre de 1916, levantado con donativos del vecindario y con el dinero obtenido de la venta del antiguo terreno del panteón. Su extensión es de doscientos metros cuadrados, fue ampliado hace aproximadamente cinco años, con la compra del terreno contiguo gracias a un reinado de las fiestas patrias.
Fue destruido por los soldados en la Revolución De la Huertista, quienes desprendieron el adobe para afortinarse y quemaron como leña las cruces de madera que había.  Fue reparado en el año de 1936, y en las últimas décadas ha tenido mejoras considerables hasta darle su aspecto actual. Ahí descansan los restos de uno de los personajes más ilustres de nuestra historia, Don Austasio Zepeda García (1836-1896), cuyos restos fueron trasladados del antiguo panteón municipal.
En esta tumba (una de las más conocidas), descansan los restos del que fuera a finales del siglo XIX el Arquitecto y Cantero del pueblo, Don Bernabé Melgoza y de su señora esposa. Entre muchos de sus trabajos destaca el diseño de nuestro hermoso portal de arcos de cantera y del kiosco.

Por: Ing. Ma. Soledad Ramírez Sandoval

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.