Paulina y Oscar

Un pedacito de nuestra historia… porque somos el uno para el otro, somos almas gemelas y nuestro amor es lo más maravilloso que tenemos… nos casamos

Un día nos dimos cuenta que queríamos compartir el resto de nuestras vidas juntos, dos jóvenes llenos de sueños y de ilusiones anhelando formar una familia, de modo que  iniciamos los preparativos de nuestro compromiso, después de mucho tiempo de ser novios. Así que el día de nuestra boda lo recordamos como uno de los más bonitos que hemos pasado, aunque un poco nerviosos y preocupados, pero muy contentos por lo que nos esperaba.

Queríamos una boda relajada y divertida, con nuestra familia y amigos; la verdad teníamos muchas ganas de celebrar ese día con ellos.

La ceremonia religiosa fue hermosa, jamás olvidaremos las palabras del Señor Cura Héctor Villanueva: “de aquí en adelante serán un solo corazón”.

Y llegó la hora de la fiesta, el lugar estaba precioso, queríamos que nuestros invitados pasaran un rato agradable, que comieran, bebieran, bailaran y estuvieran felices por celebrar nuestro amor.

Cuando el día terminó estábamos agotados pero muy felices y satisfechos de saber que todo nuestro esfuerzo valió la pena. La gente se divirtió, pudimos estar con todo mundo y compartir con ellos nuestro amor. Al siguiente día hasta hubo recalentado, la pasamos increíble. Después nos fuimos de viaje de novios, que también fue increíble; pero esa sería otra historia. Solo queda agradecer a nuestros familiares y cada una de las personas que nos acompañaron en toda esta hermosa experiencia, ¡no tenemos palabras para agradecer tanto amor!

En agradecimiento a la Familia Castellanos Hernández y Familia López Zendejas.

Fotografía de: Rogelio López Chavolla / Matamoros #53, Yurécuaro / Cel.: 352-107-5011 / Email: rogedsm@gmail.com

Déjanos tu comentario