El maravilloso placer de viajar

placer_de_viajar“No hay tierras extranjeras. Quien viaja es el único extranjero”. Robert Louis Stevenson.

Salió un noticia en la que una mujer de 101 años veía por primera vez el mar, y cuando le preguntaron no podía explicar el sentimiento que había experimentado al ver la inmensidad de éste, la unión del azul del mar con el del cielo. Esto nos ha hecho pensar en la de veces que nos hemos quedado sin aliento con una imagen, con unas vistas, con un monumento.

Las veces que hemos querido visitar una nueva ciudad, hemos pensamos al verlo en películas o en imágenes, el estar ahí, hace que nos involucremos y la sensación sea maravillosa. Por eso hoy, vamos a hablar del placer de viajar, el placer de conocer un rincón nuevo en el mundo.

El  viajar, además de conocer nuevos lugares, es conocer nueva gente, tomar pequeños detalles de cada cultura para formar tu propio ser. Viajar te sirve para abrir tu mente, no estancarte en nuestro país como el mejor sin ningún argumento, sino que el hecho de conocer el mundo, te puede dar razones para argumentar eso que piensas, o para todo lo contrario, para considerar que tú no eres un habitante de tal país, sino un habitante del mundo.

Viajar te abre la mente, y si al viajar estas dispuesto a adentrarte en la cultura y gastronomía, podrás disfrutar de las grandiosidades de ciertas ciudades y las penumbras de otros, los magníficos sabores tan distintos. En definitiva, fusionarte a ti mismo a través de pequeños “cachitos” de cada lugar que visitas.

Sinceramente ojalá pudiéramos viajar todo lo que quisiéramos, porque es algo que engancha, y el estar cerrado de mente en un país, o con miedo al extranjero, hace que te estés perdiendo grandiosas maravillas del mundo, de esas que te no te dejan indiferente.

Para esto hay algo esencial, el tener valor para hacerlo. Parece una tontería, viajar… ¿Valor por qué? si nos encanta a todos. Sí, valor, para tomar una mochila y descubrir mundo. Para cambiar tus hábitos, y tu sitio fijo, valor para agarrar tu vida y llevarla a cada esquina del mundo. Y luchar para hacerlo. Acostumbrarse es lo peor que puede hacer una persona en la vida, los cambios son buenos, y cada nueva experiencia te hace más grande.

Revisión Literaria: pensamientos.es

Déjanos tu comentario