Ruta de la Salud

post04Desde el norte de Michoacán, sobre el límite oriental, hasta el extremo noroeste de la Ciénega de Chápala, se extiende una caudalosa franja de manantiales que cruza el estado y que se conoce como “la Ruta de la Salud”.

La Ruta de la Salud se basa en una franja de más de 400 manantiales tanto de aguas frías como termales, que cruza Michoacán por casi 200 kilómetros, y que revisten de gran atractivo para el visitante, por la composición química de sus aguas y las condiciones climáticas favorables. Los manantiales termo-minerales del estado se ubican en espacios ecológicos que dan vida a magníficos balnearios y parques acuáticos enmarcados entre bosques y montañas; donde el visitante encontrará reposo y entretenimiento con el gozo del sol y el fluir de las aguas cristalinas, además de encontrar excelentes servicios y una cálida hospitalidad. Existen alrededor de 180 balnearios en todo el estado; algunos de ellos con aguas termales. Y además ofrecen servicios adicionales a las albercas, como hoteles, áreas para acampar, trailer-parks, tiendas, restaurantes y salones de eventos.

Algunos de los municipios que se encuentran dentro de la ruta de la salud son: Junagapeo, Hidalgo, Juárez, Queréndaro, Zinapécuaro, Zitácuaro, Indaparapeo, Charo, Chucándiro, Huandacareo, Cuitzeo, Ixtlán, Ciudad Hidalgo y Morelia. La región que concentra un mayor número de estas instalaciones es el centro del estado, en las comunidades de Huandacareo, Araró, Zinapécuaro, Cointzio, Puruándiro, Indaparapeo, Queréndaro y Tenencia Morelos.

Revisión Literaria: visitmichoacan.com.mx

Déjanos tu comentario