Tradiciones perdidas

Muchas de las costumbres y tradiciones de nuestros antepasados se han ido perdiendo con el tiempo. Algunas se han quedado en el olvido, otras sólo las conocemos por lo que leemos en los libros, pues ya no se practican, y algunas otras de plano se perdieron para siempre, y no ha quedado ningún registro ya sea oral o escrito que nos recuerde cómo eran y en qué lugares se celebraban.

Danza de Guananchas (Vírgenes de Blanco)

Alrededor del año 1640, se organizaron un grupo de personas que se hacían llamar “Los Elegidos”, los cuales, acompañados de sus esposas y familiares, tenían la encomienda de cuidar el culto de los sábados, que se desarrollaban en la Capilla del Hospitalito, dedicado a la Inmaculada Virgen María, cuya devoción era rezar el rosario de alborada. Por las orillas del pueblo a este grupo se agregaban los cargueros y, lo más importante, un grupo numeroso de jovencitas, doncellas llamadas Guananchas, o vírgenes, todas cubiertas de su rostro y vestidas de blanco, cargaban la imagen de la Virgen en las procesiones ceremoniales y mientras realizaban el recorrido, llenaban las canastas de flores y frutos, entre cantos y el rezo del rosario, para terminar por formar un altar gigante, ante el cual realizaban figuras coreográficas; los hombres entregaban ofrendas de trabajo, para que la gran Guariti les mandara el bien en sus encomiendas.

Por: Ing. Ma. Soledad Ramírez Sandoval, Cronista de la ciudad.

Déjanos tu comentario